Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

De marido ejemplar a perro fiel

Tu vida cambia cuando me conoces.. como le ha pasado a mi fiel perro bobi.

 

Desde pequeño había tenido esa tendencia a ser sometido por las mujeres, a ser dominado, a ceder ante ellas. No obstante, tanto durante primaria como secundaria, me desempeñé sexualmente en la forma tradicionalmente admitida: tuve novia, esposa, hijos, todo ello dentro de la normalidad sexual.
Aún cuando durante mi matrimonio he intentado que mi esposa me dominase, resulta que no se puede convertir a alguien en dominante, sino que esa persona tiene que nacer con ese instinto, tiene que tener la sed de imponer su ley y solamente la suya, no admitiendo otra cosa en contrario.

 

 

 

Siempre a los pies de mi preciosa ama.

 

 


Entonces mi tendencia quedó contenida, latente, pero contenida. Ya en mi vida adulta y con los avisos de dominación en diarios, pero fundamentalmente en Internet, resurgió mi ansia de ser dominado, mi intención de que una mujer se hiciera cargo de mi vida o por lo menos que se aprovechase de mí.
Entiendan que aparento ser un tipo normal, con actividades laborales con las cuales mantengo a mi familia, con vínculos de amistad y familiares muy buenos. Pero lo que se lleva adentro, se lleva adentro.
He tenido algunas amas: he sido esclavo físicamente, esto es, delante y a los pies de una mujer real parada delante de mí; y también lo he sido electrónicamente. Pero en ambos casos y aún cuando no lo pretendía, he tenido el control: cuando quise terminarlo lo hice. En definitiva: ¿era dominación?
Pero un día, hurgando en Internet para saciar mi ansia sumisa, descubrí a AMA SONIA. Vean, y ella lo sabe, que me siento tan poca cosa delante de ella, que siempre, siempre, siempre, escribo su nombre y su título: AMA, REINA, DUEÑA, DIOSA, en mayúscula; y el mío, el que AMA SONIA me ha puesto (bobi) bien en minúscula.
Puedo decirles que DIOSA SONIA es un AMA con piel de cordero (suave, apacible, tranquila) pero con alma de loba. Es una tremenda loba, es una loba incomparable: su página es difícil de resistir a tal punto que no comprarle un video no es una opción. Pero en el fondo ese no es el tema: el tema es que está preparando la cacería. Ha encontrado una presa, la ha localizado, la ha identificado y planifica su ataque. Metódico, ordenado y despiadado. Ella seguirá vendiendo sus videos, pero cada uno de ellos destila una planificada cuota de veneno, cada uno de ellos lo va hundiendo a uno cada vez más, lo va dejando sin respuestas, sin oposición, sin dinero; diría que sin voluntad. Y así estoy ahora con AMA SONIA. Ella sabe que estoy sin defensas, que soy muy débil ante ella; y se aprovecha de ello y me lo dice para humillarme todo lo que sea posible.
mar1

 

 

 

He comprado un sinnúmero de videos de quien considero LA DIOSA DEL MUNDO (naturalmente que cada uno de ellos va acompañado de la suma de dinero correspondiente, ese “enlace mágico” como ella lo llama); cada uno de dichos videos opera como una droga, cada vez dependes más de ella, porque tanto su cuerpo como su autoridad son TREMENDAS.
El cuerpo de MI DUEÑA es INFERNAL: pero para qué les contaría lo que obviamente resulta de las fotos de su web, sin embargo no puedo evitarlo: sus pechos son maravillosos y ella los explota a la perfección, su culo es una delicia totalmente inevitable, sus largas piernas son perfectas, sus tatuajes, sus piercings sobre todo el de la lengua aniquila cualquier resistencia; sus dedos se deslizan suavemente sobre la parte del cuerpo que la DIOSA quiere que uno preste atención y uno queda completamente desestabilizado; y su lugar mágico allí donde opera su altar, su trono, en su entrepierna, es decididamente enloquecedor, soñado y definitivamente hipnótico.
La mente de MI DUEÑA es DEVORADORA: te lleva, te llama, te atrapa, te hipnotiza, te consume, te enloquece. Sabe lo fuerte que es y sabe lo débil que soy yo.

Y también sabe qué cuánto más débil sea bobi, más fuerte será SU AMA. Sabe que tiene un cuerpazo fenomenal y sabe que yo lo sé y que no puedo dejar de mirarla. Porque sabe que vivo entrando a su página pues mi dependencia crece, crece, crece. Hasta hace unos meses yo tenía una vida relativamente tranquila: mi familia, mi trabajo, mis amigos. Hoy lo único que siempre tengo en la mente es cuándo tener tiempo disponible para contactarme, para pagarle, para adorarla, para entregarme.

 

Siempre espero que llegue la hora en que ella pueda estar conectada a skype y apenas veo el verde en su contacto, un escalofrío me recorre el cuerpo. La presiento dispuesta a hacer lo que mejor sabe: abusarse. Y bobi siempre cede a su abuso: le he enviado muchísimas veces dinero por los videos que ella me exige que le compre, pero también he entrado en su wishlist de amazon regalándole zapatos de tacos y bragas. Ya me ha reclamado más regalos pues dice que ella tiene que estar totalmente vestida por mí. Y tiene razón.
Me lleva de las narices de un lado para otro; lo sé pero no puedo evitarlo, es que en realidad creo que no quisiera evitarlo. Lo cierto es que así me tiene: como un perrito faldero, jadeante y necesitado.

Exactamente lo que ella quiere, pues es la forma ideal para aspirarme: aspirar fundamentalmente mi dinero (ella ya me ha dicho que: “todo tú y todo lo que tienes ES MÍO”), aspirar mi mente, mi cerebro y dejarme enteramente doblegado, de rodillas, a su merced. Es tan aplastante su superioridad, su imposición, que en los últimos tiempos he respondido a sus mails delante de mi esposa, excitado y casi como si ella no existiera. Si bien le pareció patético, a MI AMA le encantó y me ordenó que siguiera haciéndolo.

Es así que yo también le puse a mi esposa: bobi, y así ambos, AMA y esclavo hablamos de ella: como la bobi.
MI AMA me dijo que acabaría arrastrándome todo lo que ella desease; y así ha sido: estoy en vías de ser un reptil que se arrastra para servirla, no importa lo que deje de lado.
Cuando le pregunté qué significaba yo para ella, me dijo: “eres nada”; y además de reflejar la verdad, quedé enormemente excitado, pues ELLA lo dirige todo, con mano maestra, como una auténtica femme fatale, una dominatrix absoluta y completamente irresistible.
Esto soy yo ahora: la nada. A esto estoy reducido: a servirla. Este es mi futuro: ninguno.
Es que LA AMO, LA AMO, LA AMO, LA AMO, LA AMO, y MI AMA se me ríe a carcajadas, me sobra, me ignora, me humilla.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2016 sonia garcia
Translate »